Consulta a domicilio

Además de las consultas que atendemos en el centro, hay momentos en los que nos desplazamos hasta el domicilio del propietario del animal para atenderlo. El tratamiento en el domicilio tiene aspectos positivos, tanto para la mascota, coma para el propietario. Para la mascota, ya que se facilita mantener un buen estado sanitario, dentro de su medio, minimizando el estrés. Y para el propietario, ya que se le evitan desplazamientos y tiene una mayor flexibilidad en el horario de atención.

Durante una consulta a domicilio podemos conseguir una exploración completa del animal y una buena anamnesis, que nos puede orientar sobre el diagnóstico y, si fuera necesario hacerle más pruebas, siempre sería posible el traslado hasta el centro.